Luiso García, un activista con ropa manchada de pintura

Luiso García es uno de los artistas animalistas más prominentes del panorama estatal (con el permiso de Paco Catalán). Su enfoque es empático e incisivo a partes iguales. Sus obras tienen un carácter muy personal, ya que ha sabido crear un estilo absolutamente reconocible desde lo estético, pero que además comporta una enorme capacidad para transmitir mensajes de forma eficaz. Un artista con una sensibilidad social, animalista y humanista. Una sensibilidad quizá aún poco habitual en su mundo, el del arte, al menos en lo que refiere a sensibilidad hacia los animales no humanos. En esta entrevista desde Quinto Mandamiento charlamos con él acerca de arte, veganismo y activismo.

¿Quién es Luiso García?

Un activista con la ropa manchada de pintura. Creo que ese sería un buen resumen.

¿En qué proyectos andas?

Siempre me gusta estar trabajando en nuevos proyectos. Pocas veces tengo tiempo para poder “aburrirme”. Durante la cuarentena aproveché los momentos en los que flaqueada el trabajo para desarrollar nuevas ideas y colaboraciones. Ahora mismo estoy trabajando en dos campañas para una ONG antiespecista y un santuario de animales que verán la luz a final de año. También sigo con el desarrollo de un libro dedicado a la interseccionalidad en el que quiero contar diferentes historias de opresión, algunas muy conocidas y otras no, que tienen lugar a lo largo de todo el planeta. Y, junto a todo esto, sigo retratando cada semana la actualizad con mis ilustraciones para el diario La Última Hora. Todo ello unido a los diferentes proyectos que van saliendo cada semana y a las clases de dibujo y pintura que imparto. En fin, difícil aburrirse…

Un hobby no artístico

Puf, pues difícil porque mi hobby es el mismo que mi trabajo; dibujar y pintar. Pero como hay que mencionar algo diferente diré que el cine y la lectura, ya que ambas cosas me apasionan.

Un vicio confesable

Comer a todas horas.

Comida favorita

Un buen potaje vegano. Bueno, bonito y barato. Para que no nos repitan constantemente eso de que ser vegano es cosa de ricos.

Una peli

Voy a decir dos, una relacionada con el arte y otra que es puro arte. “Pollock”, porque es la película que mejor retrata las tormentas y frustraciones de un artista y “Ciudadano Kane” porque, sin duda, es la mejor película que jamás he visto.

Un personaje histórico

Angela Davis. Una activista que abandera un discurso basado en la interseccionalidad de luchas desde los años 60. Que se enfrentó a la América de la segregación, que acabó en la cárcel por ello y que durante todos estos años ha mantenido un discurso en el que ha reivindicado los derechos de todos y todas sin dejarse a nadie. Obviamente también los de los animales, porque, cómo no, es también vegana.


Hay algunos ejemplos terribles de cómo el arte ha utilizado a los animales de formas crueles (y no nos referimos a la tauromaquia, que por mucho que algunos se empeñen, no es un arte). A día de hoy, ¿Cómo de “infiltrado” está el antiespecismo en el arte?

Afortunadamente cada día hay más artistas que utilizan el antiespecismo como tema principal en su obra. Gente como Dana Ellyn, Roma Velarde, Roger Olmos, Pawel Kuczynski, Alba Paris o Paco Catalán son una pequeña representación de muchos y muchas artistas comprometidos con la lucha antiespecista que utilizan su talento para poner voz a los animales.

¿Queda mucho por hacer en el terreno del arte y su relación con los animales?

Queda todo por hacer. En el mundo del arte, como en el mundo en general, el antiespecismo es aún una minoría que lucha día a día por ir sumando conciencias. Dibujar y pintar sobre maltrato animal es algo que provoca incomodidad ya que está muy presente en nuestro día a día. A la mayoría de gente que come animales no le gusta que le digan que detrás de su plato hay maltrato y explotación. Pero es necesario hacerlo. Por eso, al igual que cuando se toca cualquier otra forma de opresión, el arte se convierte en una forma más de activismo y en una herramienta eficaz y contundente a disposición de una lucha.

¿Hasta qué punto está creciendo una conciencia animalista dentro del mundo del arte?

El mundo del arte es siempre un reflejo de nuestra sociedad. Al igual que en ella, se está despertando una conciencia animalista en una gran parte de la población y nos podemos encontrar bastantes artistas que utilizan su trabajo para denunciar el especismo. Desgraciadamente aún somos una pequeña minoría aquellos que intentamos poner el arte a disposición de la lucha por los derechos de los animales. Pero aun siendo poquitos, nos esforzamos cada día por hacer todo el ruido posible y tocar el mayor número de conciencias.

Puede parecer obvio, pero ¿por qué crees que hay más mujeres en el movimiento animalista, y por qué tienden a ocupar roles menos relevantes?

Supongo que el hecho de que la inmensa mayoría del movimiento antiespecista esté compuesto por mujeres viene a confirmar que ellas son muchísimo más empáticas y subversivas que nosotros. Desgraciadamente parece que en lo que a roles de importancia dentro del movimiento se refiere no nos encontramos esa mayoría tan aplastante de mujeres. En ese caso incluso podemos decir que hasta hay más hombres.
Me cuesta analizar el porqué de esto. Sí recuerdo que hace 4 años quise preparar una exposición de retratos de los y las activistas más icónicos del movimiento. Subí una publicación a redes sociales preguntando a mis seguidores qué personaje les gustaría que retratara y tras unos días recibiendo centenares de sugerencias me sorprendí comprobando que la mayoría de ellas eran hombres. ¿Cómo es posible que en un movimiento que está compuesto en una gran mayoría por mujeres, a la hora de pensar en referentes, nos vengan a la cabeza más hombres?
Es algo que todos y todas deberíamos meditar y trabajar. Seguramente tenga que ver con nuestro afán, el de los hombres, por querer figurar y llevar la bandera y no aceptar un rol secundario. O tal vez por el reflejo de una sociedad machista que siempre da más validez al discurso y trabajo de un hombre que al de una mujer.


Parece evidente que el veganismo está experimentando un boom ¿A qué crees que se debe?

Bueno, puede ser por dos motivos. Uno bueno y otro menos bueno. El primero sería pensar que cada vez vivimos en una sociedad más empática que entiende que una vida no es propiedad de nadie y que se puede vivir sin necesidad de consumir ningún tipo de producto de origen animal.
El otro motivo, tal vez el más doloroso de pensar, es que el sistema capitalista nos ha descubierto como un jugoso nicho de mercado y se ha puesto a producir una serie de productos “sanos y empáticos” para generar dinero de algo que le importa bastante poco.

Alguien a quien admires dentro del movimiento (de aquí o de fuera, o ambos)

Me parece admirable el trabajo que hace “Tras los muros”. Primero por retratar tan crudamente el maltrato y la explotación animal y segundo por lo duro que debe ser estar fotografiando algo que te está destrozando tantísimo por dentro.

Alguien a quien admires fuera del movimiento (de aquí o de fuera, o ambos)

Pues aquí voy a ser genérico porque quiero reconocer el trabajo de todos y cada uno de los y las activistas palestinas que luchan contra el apartheid israelí. El año pasado estuve en Palestina con una ONG antiespecista de allí y me volví con el corazón roto. Es increíble lo que está sufriendo el pueblo palestino día tras día y como la comunidad internacional les da la espalda continuamente.

Nombra digamos 5 personas que consideres hayan hecho cosas importantes por los animales. Pueden ser de aquí o de fuera

Siempre he dicho que es muy importante que aquellas personas que tienen la fortuna de tener un micrófono cerca y llegar a millones de personas utilicen esa relevancia para concienciar y poner voz a aquellos que no la tienen. Por ello la primera persona que nombraría sería a Joaquin Phoenix. Porque ese minuto hablando de especismo en su discurso de los Oscars llegó a miles de millones de personas. Algo increíblemente importante y que está al alcance de muy pocos. Antes hacía referencia al trabajo de Tras los muros, siempre desde el anonimato. No puedo dejar de nombrarlo nuevamente. También tengo la fortuna de poder decir que una de las personas que más admiro dentro del movimiento, Javier Navarro, es mi mejor amigo. Él dirige la Fundación Alma Animal y se deja la vida sacando multitud de proyectos y ayudando a los santuarios de animales que forman parte de la fundación. Sin dar nombres en concreto, porque son muchas, quiero reconocer el trabajo de todas las mujeres que están sacando adelante multitud de santuarios de animales en España. Renunciando a su vida para salvar las de otros. Y dentro del periodismo hace una labor importantísima Ruth Toledano dando voz a los animales en un sector en el que siempre están bastante olvidados.

¿Debe el veganismo ser interseccional?

Rotundamente sí. No tiene ningún sentido luchar por los derechos de los animales mientras desprecias los de las mujeres, las personas racializadas, LGTBI, migrantes, etc. Todas las formas de opresión están colectadas entre sí y debemos combatirlas por igual.


¿Cómo ves el mundo de aquí a 10 años? ¿Viviremos en un mundo más vegano?

Creo que viviremos en un mundo más vegetariano pero no necesariamente en un mundo mejor. En lo que a alimentación se refiere es obvio que la dieta de origen vegetal le va a ir recortando distancia a la de origen animal en los próximos años, ya que el consumo de carne a los niveles actuales es totalmente insostenible para el planeta debido a la cantidad de recursos que se necesitan para su desarrollo. No olvidemos que para producir 1 kilo de carne se necesitan más de 15.000 litros de agua. Todo eso hace que las grandes fortunas ya estén invirtiendo en productos de origen vegetal que imitan, muy logradamente, a filetes, hamburguesas, salchichas, etc. El planeta se verá obligado a equilibrar su dieta llenando sus neveras de más productos vegetales y eso hará que se vayan reduciendo las explotaciones ganaderas. Desgraciadamente estoy hablando más de un cambio debido a una necesidad que a un despertar de conciencias que rechazan la explotación animal. Por eso empecé mi respuesta diciendo que viviremos en un mundo más vegetariano y no más vegano. Porque el veganismo no es una dieta sino una forma de vida basada en la empatía y la justicia.

¿Habrá crecido el veganismo en España en los próximos 10 años?

Sin lugar a duda. A día de hoy todos los supermercados están apostando por una gran variedad de productos de origen vegetal, se abren multitud de tiendas y restaurantes veganos y podemos encontrar cada día más organizaciones antiespecistas por todo el país. Creo que se está haciendo un buen trabajo, y cuando avanzamos unidas sin pelearnos entre nosotras (cosa que por desgracia es bastante común), conseguimos avances que hace pocos años parecían una auténtica utopía.

La revolución vegana, ¿tiene cabida dentro del capitalismo, o implica un cambio de sistema a largo plazo?

El veganismo tiene que valerse de las herramientas que le ofrece el capitalismo, pero debe separarse todo lo que pueda de él. Digamos que si el sistema capitalista fuera una fábrica de pistolas, nosotras deberíamos utilizar esas pistolas para enfrentarnos a él y no para dispararnos entre nosotras. Todos los valores que representa el veganismo chocan de golpe contra el sistema capitalista. Somos y defendemos la empatía y la justicia social, dogmas que pisotea continuamente la maquinaria del capital.

Política y veganismo: ¿por qué hay tan pocos políticos veganos? ¿por qué tan pocos que tengan puestos relevantes?

Si pensamos en políticos veganos prácticamente solo se nos viene a la cabeza la gente que compone PACMA. Fuera de ahí parece que es difícil pensar en alguien. Esta legislatura tenemos a Sergio García Torres como Director General de los Derechos Animales del gobierno de España. Creo que es muy importante tener a un activista antiespecista dentro de un gobierno. Obviamente lo que le gustaría hacer estará muy lejos de lo que finalmente pueda desarrollar, pero si es importante saber que la dirección general de derechos de los animales está en manos de alguien que ve más allá de perros y gatos. Y digo esto porque algo que frustra mucho es ver como lo poquito que se habla de animales dentro de la política se queda en los llamados “animales de compañía”. El resto parecen importar poco, y aquellos derivados a la explotación ganadera ya ni cuentan. Se crean políticas de “bienestar animal” que únicamente son palabras bonitas que esconden lo de siempre, animales explotados y maltratados en ganaderías y mataderos. Se echa de menos una política comprometida con los animales. Valiente. Que tome decisiones sin miedo a perder votos. Como por ejemplo hacer de una vez un referéndum sobre el fin de la tauromaquia.

Tienes una hora para convencer al consejo de ministros de que el veganismo es necesario. ¿Qué les cuentas?

Hay que empezar a ir derribando ese pensamiento que dice que los animales están al servicio del hombre. Vivimos en una sociedad moderna en la que a cualquier “servicio” que nos pueda dar un animal hay una alternativa que puede sustituir su dolor, agonía y muerte. Podemos alimentarnos, vestirnos o divertirnos sin necesidad de explotar o matar a un animal. El mayor y más importante principio que debería llevar por bandera cualquier movimiento político es el de justicia y la empatía. Y dentro de él no debemos dejarnos a nadie. Es totalmente necesario revisar nuestros privilegios y aceptar que para construir una sociedad justa debemos renunciar a muchos de ellos. Nadie debería sufrir ni morir para que otros puedan vivir mejor. Mujeres, personas migrantes, racializadas, LGTBI, familias sin recursos y un largo etcétera, en el que también debemos incluir a los animales, tienen que estar entre las prioridades de cualquier gobierno que luche por desarrollar políticas sociales que busquen construir un país y un mundo mejor. Porque además todo ello derivará en mejoras indirectas. Por ejemplo, como decíamos antes, el control del consumo de carne a nivel mundial reduciría la deforestación de millones de bosques y selvas, como por ejemplo la del Amazonas, reduciría de igual manera las emisiones de gases de efecto invernadero y controlaría el desorbitado gasto de agua potable. No tiene sentido que haya gente muriendo de hambre en medio planeta mientras el otro medio destina miles de millones de litros de agua o de cereal para el consumo y desarrollo de una industria ganadera totalmente descontrolada. Llegados a este punto toda mirar atrás y meditar si todo lo que hemos hecho hasta ahora puede evitarse. Toca cambiar el mundo siendo valiente, renunciando a los privilegios de género, clase, raza o especie, entre otros, para ponerse en la piel de quien vive cada día en un auténtico infierno y ser el cambio para lograr el cambio.

Luiso Garcia
Escrito por: Julio Redondas
27 noviembre 2020

Más de nuestro blog

Entrevista a Alejandro Álvarez de Vegetaleso

Entrevista a Alejandro Álvarez de Vegetaleso

Pues bienvenidas y bienvenidos. Con esta entrevista a Alejandro Álvarez, fundador de la marca Vegetaleso, inauguramos la sección de entrevistas del blog. Esperamos que estas entrevistas ayuden a conocer un poco mejor el movimiento desde dentro. Como iremos viendo más...

Qué es el veganismo

Qué es el veganismo

Un movimiento por los derechos animales El veganismo es el movimiento por la defensa de los derechos de los animales. Cuando se habla de derechos de los animales, hablamos de derechos muy básicos, como el derecho a no ser asesinado, torturado y convertido en alimento,...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable QUINTO MANDAMIENTO.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  QUINTO MANDAMIENTO.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Cesta
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad